Mochila ergonómica

Es el  más conocido y el preferido para los que quieren un portabebé fácil de usar y rápido de colocar ya que no requiere mucha práctica ni ninguna técnica especial.

Aunque algunas mochilas llevan reductores para recién nacidos, no se recomienda su uso en bebés menores de 5-6 meses (o 7kgs) si el asiento establecido es muy ancho y no puede adoptar bien su postura natural de ranita de acuerdo al tamaño de sus piernas. Es más recomendable otro tipo de portabebé como el fular, bandolera o mei-tai.

En las mochilas ergonómicas el bebé va colocado en la posición fisiológica correcta: sentado y no colgado. Su espalda en forma de C y sus piernas en forma de M o posición “ranita”. (echa un vistazo a nuestro post sobre portabebés ergonómicos y no ergonómicos)

Recomendado para trayectos largos (paseos, tareas en casa, excursiones…) ya que el peso del bebé se reparte entre hombros, espalda y caderas del porteador, y garantiza la correcta sujeción del bebé. La mayoría permite las posiciones delante, a la espalda y a la cadera. MOCHILA

Es un portabebé ideal para niños que han empezado a caminar y suben y bajan y para hacer transbordos en coche o transporte público.

1 comentario

  1. amanda
    19 octubre, 2017

    donde consigo una como la de la foto

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.