ELIGE EL MEJOR PORTABEBÉ PARA TI Y TU BEBÉ Y SÁCALE EL MÁXIMO PARTIDO. Aprende a portear con el curso gratuito “Elige tu Portabebé“

 

4 consejos para disfrutar de la crianza de tu bebé

El nacimiento de un hij@ se vive con emoción, miedo, angustia, deseo, ilusión… Es una mezcla de sentimientos y de hormonas, xD

Generalmente idealizamos cómo será el parto, el día a día con el bebé… pero creo que es necesaria toda esa ilusión porque de lo contrario la especie se extinguiría 🙂

Seguro que el día que comunicasteis que estabais esperando un bebé después de daros la enhorabuena os dijeron que aprovecharais para dormir, salir por la noche, viajar… Esas cosas que tardaréis un tiempo en disfrutar una vez nazca el bebé.

Cuesta imaginar lo que supone la atención 24h que requiere un bebé, las noches sin dormir, los pezones doloridos, el sube y baja de las hormonas, los cólicos, los reflujos… Y aunque todo haya ido genial y maravilloso, el giro que da a tu vida es de 180 grados: tu bienestar queda relegado al de tu bebé y por un tiempo quedas en segundo plano. 

Recuerdas los consejos de tus amigos y es normal tardar un tiempo en comprender y aceptar ese cambio.

consejos-comunicacion_

Eres lo que espera tu bebé

Tú bebé cuando nace espera estar sobre tu cuerpo: te conoce y le calmas. Sólo ve nítido desde tu pecho a tu cara y se siente seguro abrazado y en movimiento, sensación similar a la que tenía en tu vientre.

Al principio nos quejamos de que sólo se duerme en brazos, sólo se duerme en la tela, sólo quiere estar conmigo… y es lógico que lo quiera, así lo hacía en nuestro vientre y es lo que conoce. Por sí mismo no es capaz de regular su estrés, está aprendiendo a respirar, no tiene un patrón de sueño…

Comprender a tu bebé es el primer paso para disfrutar de su crianza. Así puedes comunicarte con él:

1. El llanto

Que tu bebé no hable no quiere decir que no se comunique contigo. El llanto es la herramienta más potente que tiene para expresar sus emociones.

Tradicionalmente vemos el llanto como negativo, una emoción molesta que enseguida tratamos de acallar (ssshhh, ya está ya pasó…) y no le damos la importancia que tiene.

El llanto es agudo y molesto para que no nos quedemos indiferentes y actuemos. Sin llanto también nos habríamos extinguido 🙂

No llora por capricho, no tiene esa capacidad, y lo hace porque necesita algo de ti: alimento, brazos, contacto… para sentirse bien y seguro.

En los talleres de masaje infantil comienzo diciéndole a los padres que el llanto es bienvenido. Que no se apuren si su bebé llora y que les atiendan como si estuvieran en casa. A veces sorprende el llanto después de un masaje placentero, y es que también funciona como descarga emocional. ¿No te pasa que una vez que lloras te sientes mejor y aliviada? Lo mismo que a tu bebé 🙂

baby-933097_640

2. Señales

A través de gestos, movimientos y ruiditos el bebé responde a lo que le preguntas o haces.

Si por ejemplo, le tapas y se destapa con las piernas será porque tiene calor o le molesta. Si durante el masaje mueve rápido las piernas y gira la cabeza quejándose es que no quiere que continúes. Si le llevas en el carrito y empieza a patalear y moverse es que quiere que le cojas o bajar…

Es de sentido común, ¿verdad? Para conocer a tu bebé sólo tienes que observarle y pasar tiempo con él.

Cuando necesite algo si se lo ofreces inmediatamente se sentirá seguro y sabrá que estás ahí para cuando te necesite. Si por el contrario siempre tardas en responderle y dejas que llore hasta cansarse tendrá la sensación de que no quieres atenderle y al cabo de un tiempo se resignará y ya no llorará pero seguirá nervioso y con un nivel elevado de hormonas del estrés que además entorpecen su desarrollo.

fs5b1128

3. Enséñale el mundo desde tu altura

Tu bebé se hará la idea de cómo es el mundo según cómo se lo muestres. Esto empieza desde el embarazo y el parto y la percepción que tiene uno del mundo es difícil cambiarla en la edad adulta.

Tú filtras la información a tu bebé y una buena forma es llevándole a tu altura, si es con portabebé más cómoda, cuando hagas la compra, des un paseo, acompañéis al hermano mayor al cole… Hazle partícipe de la rutina diaria y se sentirá integrado y uno más de la familia.

dreamstime_m_542646724. Un ratito para vosotros

Vivimos en un mundo de prisas, de querer hacer en un día mil cosas… y cuando tienes un bebé terminas los días con la sensación de “no haber hecho nada” (que no sea cuidar al bebé), ¿verdad?

Tras el primer mes de adaptación a los tiempos del bebé, éste nos dedica su primera sonrisa y el día a día es menos pesado o ya estamos hechos a la nueva situación.

Es importante encontrar un momento en el día para vosotros, sin interrupciones, solos tú y tu bebé.

En ese momento puedes masajear a tu bebé: el masaje le relaja, estimula, mejora vuestro vínculo y le alivia molestias como cólicos. El tacto nutritivo es una herramienta de comunicación entre el bebé y sus padres. Conforme vaya creciendo podéis adaptaros a sus preferencias, incorporar juegos, música… y seguir disfrutando del contacto!

En los talleres de masaje infantil puedes aprender los movimientos de masaje, a interpretar las señales de tu bebé, y debatiremos sobre muchos temas más.

Son 5 sesiones en las que se crea un ambiente muy especial entre las familias y sus bebés. Aquí tienes más información.

Opt In Image
¿Quieres aprender más?
Recibe el Curso Gratuito
  • Aprenderás a portear con seguridad a tu bebé
  • Elegirás el portabebé que mejor se adapta a vuestras necesidades
  • Y además recibirás noticias y promociones exclusivas

2 comentarios

  1. Flordeliss
    17 octubre, 2016

    Me encanta tu post!! La verdad que da un poco de miedo, yo siempre he pensado que lo que más necesita un bebe es a su mama, espero saber hacerlo bien, un besazo!

    Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.