ELIGE EL MEJOR PORTABEBÉ PARA TI Y TU BEBÉ Y SÁCALE EL MÁXIMO PARTIDO. Aprende a portear con el curso gratuito “Elige tu Portabebé“

 

4 cosas que pensaba estando embarazada…

Este post es típico de los blogs de mamás ya que todas o casi todas cambiamos de opinión en muchos aspectos una vez nacen nuestros hijos.

Durante el embarazo tenía unas ideas propias o consejos y me encantaba debatirlas con mi pareja para decidir qué haríamos y que no haríamos.

Una vez nació Haizea nos dimos cuenta de que no siempre valía lo que pensábamos sino que después de probar mil y una opciones encontrábamos la que funcionaba.

Aquí van 4 ejemplos:

1. Colecho. ¿qué es eso? ¿dormir con los hijos? Qué incómodo, que la vamos a aplastar, que va a dormir con nosotros hasta que vaya a la universidad, que nos quitará intimidad… Eso pensábamos antes.

Ahora estamos encantados. Nadie nos contó lo maravilloso que es que tu hij@ te despierte cada mañana (aunque sea dándote patadas!), que en mitad de la noche se despierte llorando y al notarte cerca le calmes y seguir durmiendo…

Decidimos que durmiera con nosotros por las tomas nocturnas y para descansar y dormir mejor… aunque es probable que no quiera irse de nuestra cama hasta los 3 años!! :O

2. LM y alimentación complementaria. Yo pensaba que a los 6 meses se les iba destetando y ya sólo comían purés, frutas, papillas… Y la teta era “de postre” o pocas tomas diarias.

Después de leer “Un regalo para toda la vida” de Carlos González (“mi dios” según mi pareja, jaja) entendí que la alimentación complementaria era eso: complementaria a la teta (o leche de fórmula) y que mi teta hasta los 10 o 12 meses debe ser el 85-90% de su dieta. Se me quedó un poco cara de tonta por no haberme dado cuenta antes :S

3. Duración baja maternal. Cuando estás trabajando coger 15 días de vacaciones te parece todo una suerte y si te dejan coger un mes seguido ¡enhorabuena!.

Entonces yo pensaba: “joé 16 semanas de baja qué guay, cuánto tiempo!” No pensaba ni en excedencias, solo en reducir un poco la jornada y listo.

Estando embarazada me quedé en paro y recuerdo que en la semana 16 de baja maternal entendí perfectamente a las que alargan hasta el año con excedencia, a las madres que lo pasan mal dejando a sus hijos para ir a trabajar… Solo de pensarlo se me pone un nudo en el estómago.

En ese momento me di cuenta de la suerte que tengo de seguir cuidando yo a mi hija y de que las 16 semanas son una M como una casa. Mínimo mínimo deberían ser los 6 meses de lactancia exclusiva que recomienda la OMS y lo ideal al menos el primer año de vida.

4. Cambio de vida. En los últimos días de embarazo pensaba “oh! Haizea nacerá en julio e iré a la piscina por las mañanas a la sombrita, daré paseos, iremos de terracitas…” Y la verdad es que no bajamos a la piscina ni un solo día y tardamos 2 meses en subir a la parte vieja a tomar unas cervezas 😉 Hasta que no te ves en casa con la criatura no te das cuenta de que ella marca los horarios, de que te mueres de sueño y de la dedicación exclusiva que necesita.

Al principio los días eran largos e intensos pero según fueron pasando los meses nos fuimos conociendo mejor y respondiendo mejor a sus necesidades, lo que aumentaba mi autoestima como madre.

Siempre hay algo nuevo por descubrir y celebrar, y aunque suene a tópico, tenerla es lo mejor que nos ha pasado en la vida.

En resumen, si hay algo que tienen en común las embarazadas es esa cara de felicianas, ilusión, ingenuidad, miedo… Como yo en la foto que estaba de 6 meses 🙂

Supongo que en un segundo embarazo la cara es diferente porque ya sabes lo que te viene encima jijiji

Opt In Image
¿Quieres aprender más?
Recibe el Curso Gratuito
  • Aprenderás a portear con seguridad a tu bebé
  • Elegirás el portabebé que mejor se adapta a vuestras necesidades
  • Y además recibirás noticias y promociones exclusivas

12 comentarios

  1. yademasmama
    5 febrero, 2014

    Completamente de acuerdo! Jajja. No tiene nada que ver lo que se piensa estando embarazada con la realidad. Qué ilusa era! Yo pensaba lo mismo que tú con la baja maternal y al final acabé cogiendo tres meses más de excedencia porque no hacía carrera. Aún seguimos instaurando rutinas y el nene va para los 14 meses! Cómo cambia la vida, alucinante!!

    Responder
    • portakanguritos
      5 febrero, 2014

      Por mucho que te lo dicen… una no sabe como cambia la vida hasta que es mamá. Tiene que ser complicado organizarse para trabajar dentro y fuera de casa… A ver como me va a mi con la tienda online, por ahora madrugones y sin siestas, jeje. gracias por comentar!!

      Responder
  2. matronaonline
    5 febrero, 2014

    Ayyy qué bonito! los libros de Carlos González… es que son lo más! está muy bien cambiar de pensamientos, no porque los previos sean malos, sino porque significa que ha habido una búsqueda de información y un aprendizaje de por medio. Yo estoy a favor de cualquier estilo de crianza, pero que se haga conscientemente, no porque toca o porque es lo que dicen los de alrededor…

    Responder
    • portakanguritos
      6 febrero, 2014

      De acuerdo contigo. Cada uno debería criar a sus hijos de forma consciente porque la verdad que tenemos una gran resposabilidad como padres, somos sus guías en la vida.

      Responder
  3. planeandoserpadres
    5 febrero, 2014

    De acuerdo contigo en que la duración de la baja de maternidad es ridícula y no te das cuenta hasta que te conviertes en madre y te entristece pensar en cada día que pasa y te acerca al trabajo y a la separación de tu bichillo. ¡Yo hasta he llegado a desear quedarme en paro para no tener que separarme de ella!

    Responder
    • portakanguritos
      6 febrero, 2014

      Te creo que quieras estar en paro! Yo hasta me alegré de estarlo! Jeje. La tienda online la monto porque necesito hacer algo más que cambiar pañales y dar teta y si de paso me va bien, mejor que mejor! La verdad que somos lo únicos mamiferos que nos separamos de nuestra cría en el momento que más nos necesitan…pero a veces no queda otra opción 🙁

      Responder
  4. madrededosoles
    6 febrero, 2014

    Ya te digo que cuando vas a tener el segundo las caras son completamente diferentes. Parece q sabemos lo que nos espera pero cada uno de mis hijos ha llevado un ritmo diferente para todo y al final el pequeño nos ha sorprendido tanto como el mayor. Se llevan 29 meses y ahora q tienen 5 y 3 años es cuando realmente más estamos disfrutando de ellos…¡Es una gozada verlos jugar juntos!

    Responder
    • portakanguritos
      6 febrero, 2014

      Q bonito q jueguen juntos. Ahora me parece imposible el poder querer a otra personita tanto como quiero a mi hija…pero seguro q asi será!!

      Responder
  5. mamadediaydenoche
    6 febrero, 2014

    Coincido contigo al 100% de este post. Y añadiría el porteo que no sabia lo que era… Carlos González es un Dios para tantas y tantas madres!!!

    Responder
    • portakanguritos
      6 febrero, 2014

      Siiiii!!! Yo leo sus libros asintiendo con la cabeza porque coincido en lo que dice. Se me ha olvidado añadir el porteo! Yo pensaba usar solo la mochila para pasear al perro…y la uso para todo menos para eso!! 🙂

      Responder
  6. Bitxina
    8 febrero, 2014

    Holaa acabo de llegar a tu blog y me encanta, hay muy buen rollito jajaja nosotros aun estamos comenzando con la busqueda del bebe pero bueno no queremos estresarnos y que se nos vaya al garete a ver si con un poco de suerte con tu blog me decido por que utilizar para portear porque ando perdidisima jajaj
    besos

    Responder
    • portakanguritos
      9 febrero, 2014

      Hola bitxina!me alegro de q t guste mi blog, lo he empezado hace poquito y dentro d pocas semanas abro mi tienda online de portabebes…asi q t puedo ayudar a elegir uno ;). A ver si teneis suerte con la busqueda del bebe…ya estoy siguiendo tu blog!!gracias por comentar

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.